ACAPULCO, Gro., 20 de octubre de 2020.- Distintos países europeos retomaron las restricciones y reforzaron las medidas sanitarias ante una nueva ola de casos y muertes ocasionadas por el Covid 19.

De acuerdo con Milenio, Europa superó el domingo los 250 mil fallecimientos tras registrar un total de 8 mil 342 nuevas muertes la semana pasada, el mayor número contabilizado en siete días desde mediados de mayo.

Más de dos tercios de esos decesos se concentran en cinco países: Reino Unido con 43 mil 646 muertes, Italia con 36 mil 543, España con 33 mil 775, Francia con 33 mil 392 y Rusia con 24 mil 187.

Suiza, país menos afectado por la primera ola y que actualmente enfrenta un alza exponencial de contagios, fue la última nación europea en anunciar medidas, y desde el lunes hizo obligatorio el uso de cubrebocas en lugares públicos cerrados, aeropuertos y paradas de autobús. Además restringió las reuniones y recomendó trabajar desde casa.

Con mil 822 muertos en una población de 8.6 millones de habitantes, Suiza es el país europeo donde la enfermedad progresó más rápido la semana pasada.

En tanto Francia, donde han fallecido más de 33 mil 300 personas, decretó un toque de queda entre las 21:00 y las 06:00 horas en las ciudades de París, Grenoble, Lille, Lyon, Aix-Marseille, Montpellier, Rouen, Saint-Étienne y Toulouse, el cual entró en vigor el sábado 17 de octubre y regirá por al menos cuatro semanas.

En Reino Unido, el país más enlutado de Europa con más de 43 mil 500 muertos, desde el sábado se prohibieron en Londres, Lancashire y Liverpool las reuniones en interiores entre familiares y amigos que no vivan en el mismo domicilio.

Toda Irlanda será reconfinada a partir de la medianoche del miércoles para enfrentar la situación, siendo el primer país de la Unión Europea en tomar esta medida, según informó el primer ministro Micheal Martin.

En tanto la provincia británica de Gales anunció que reinstaura un confinamiento de dos semanas a partir del viernes.

En Alemania, que diario bate récords de nuevos casos, la canciller Angela Merkel pidió a los ciudadanos reducir al máximo sus encuentros sociales y quedarse en casa.

En República Checa, que tiene el mayor índice de contagios y de decesos por cada 100 mil habitantes, el gobierno pidió al ejército construir un hospital de campaña de 500 camas a las afueras de Praga.

Italia, epicentro de la pandemia durante la primera ola, reportó el viernes 10 mil nuevos casos de coronavirus, un nuevo récord diario. Además, desde el sábado, bares y restaurantes deben cerrar a medianoche en Lombardía, la región más afectada.