SAN JERÓNIMO, Gro., 6 de julio de 2020.- A cuatro meses del cierre de sus negocios por la contingencia, prestadores de servicios turísticos de playa Gaviotas, reanudaron sus actividades a un 30 por ciento de su capacidad.

Cumpliendo con todas las medidas de prevención e higiene establecidas por la Secretaría de Salud federal y acatando las restricciones en la venta de bebidas alcohólicas.

Los comerciantes invitaron a los turistas a contribuir en la reactivación de la economía local y a disfrutar con seguridad de las bellezas naturales que ofrece este paradisíaco lugar.

La propietaria del restaurante Langosta Costeña, Marisol Pérez confió en que tengan una mejor captación de ingresos en la temporada alta de diciembre, ante la cancelación de la semana santa.

Celebró que las autoridades les permitieran por fin la apertura de sus negocios, ya que a raíz de la pandemia han enfrentado una dura crisis económica por la falta de ingresos.

Reiteró que ante la falta de ayuda gubernamental, los restauranteros de este importante destino de playa han salido adelante y lograron reabrir sus negocios con sus propios medios.

Agregó que durante este tiempo de crisis, se organizaron para ayudar a sus colaboradores a mantener los empleos directos que generan en sus enramadas.

Dijo que en playa Gaviotas la distancia de unos 100 metros que existe entre cada enramada contribuye a evitar aglomeraciones y contagios de coronavirus.

Además destacó que en cada uno de los 17 establecimientos se cumple con la sana distancia entre los comensales, a quienes se ofrece una buena atención y comida de calidad.