ACAPULCO, Gro., 6 de julio de 2020.- El secretario de la Sección 14 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), Juan Alberto Rodríguez Rendón, dijo que para el 10 de agosto, fecha tentativa de regreso a clases, los mil 400 maestros estatales esperan contar con seguridad social, programas de previsión social y seguros de vida para tener tranquilidad ante un posible contagio de Covid 19.

En conferencia en las oficinas de la Sección 14 en el puerto, el líder sindical explicó que en los últimos dos años han fallecido compañeros y sus familiares no han podido cobrar los seguros de vida, ya que el gobierno estatal no ha hecho los pagos correspondientes, mientras que en el último mes fallecieron ocho maestros estatales por coronavirus.

“De una y otra forma vamos a regresar clases presenciales, lo queremos hacer porque somos responsables y queremos a esta profesión, pero somos responsables, nosotros no somos héroes, decirle que es una preocupación para nosotros regresar a clases sin tener la seguridad social y previsión social, por eso pedimos de manera respetuosa la intervención del gobernador”, expresó.

Aclaró que no condicionan el regreso a clases, pero presentan su petición “con tiempo para que el gobierno estatal sepa que nosotros no estamos protegidos y es una preocupación de nosotros, el seguro de vida que tiene en este momento el maestro estatal tiene dos años sin saldo, sin pagarse”.

Señaló que otro de los problemas del magisterio estatal es el programa de previsión social, ya que desde noviembre de 2019 no les otorgan créditos del plan flexible. Agregó que en ese entonces les entregaron 20 créditos, los cuales cobraron hasta febrero de este año, por lo que solicitan la apertura de por lo menos 100 créditos para profesores.

“En estos momento hay un adeudo de 270 millones de pesos por parte del gobierno estatal, entendemos que la situación es crítica pero en este momento que nosotros estamos en el municipio con más contagios, el más vulnerable y finalmente somos una sección de mil 400 agremiados se ha convertido en persona adulta por eso queremos que el seguro de vida y programa de previsión social esté ya finalmente bien pagado para que nosotros tengamos seguridad en regresar a clases”, recalcó.

También denunció que el seguro de vida que contrataron con una empresa privada no tiene saldo, ya que el gobierno estatal no ha hecho ningún pago y los han empezado a dar de baja.

“Prácticamente estamos desamparados en cuestiones de seguridad,  pesar de que nos hacen los descuentos en nuestra nómina”, finalizó.