ACAPULCO, Gro., 6 de julio de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que “o ponen su parte o vamos a volver a cerrar las playas”, luego de que en los cuatro primeros días de que se reabrieron, usuarios y prestadores de servicios no respetaron las restricciones y familias completas ingerían alimentos y bebidas en ellas, y no respetaban la distancia entre personas.

“Es bien importante, o ponen su parte… fíjense bien lo que voy a decir, o cuando vengan los problemas vamos a tener que volver a cerrar las playas. Y nadie quiere volver a cerrar, como ha pasado en otros estados y en otras playas”, subrayó este mediodía durante su mensaje en la actualización de cifras de Covid 19.

Evaluó de manera general un buen fin de semana, tras el cambio de rojo a naranja en el semáforo epidémico, no obstante que hubo “puntos”, de los cuales no abundó, “llaman la atención”, pero que serán atendidos.

Señaló que “hace falta que pongan su parte los que van a las playas”, aplaudió que hubo un promedio máximo de ocupación de 15 por ciento, y recordó que el máximo es del 30 por ciento durante el color naranja que marca el semáforo la capacidad máxima.

Convocó a todos “los que sacaron su sombrillita y a los que vendieron algún alimento o bebida, actuar con responsabilidad y ayudar a que nos vaya bien, porque no es un asunto que le vaya bien a alguien que renta una silla o que tiene una sombrilla, es un asunto que le vaya bien a Guerrero, pero ante todo está la salud por delante y la salud es lo que más vamos a cuidar”.

Desde Zihuatanejo, envió un saludo al presidente municipal Jorge Sánchez, quien se confinó por presentar síntomas de coronavirus y a lo que Astudillo Flores comentó “no nos acompaña porque esa pandemia anda desatada y se está atendiendo”.

Añadió que el muelle de playa Linda será reparado, quedará concluido también el Paseo del Pescador, dado que hacía falta terminar unos 500 metros y, más adelante, inaugurará el muelle de esa ciudad, desde donde realizó la transmisión, pues quedó concluido hace dos meses.

Informó que recorrió el hospital móvil donado por el gobierno de Estados Unidos, el cual será atendido por médicos que llegaron de Ciudad de México enviados por la Secretaría de Salud federal.