CIUDAD DE MÉXICO, 25 de octubre de 2020. — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció sus diferencias con el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, entre gritos y porras de los asistentes a un evento en Nuevo Laredo.

“Voy a ser breve porque hay mucha pasión, se movilizaron mucho aquí en Nuevo Laredo y tenemos que cuidar lo de la pandemia, que no haya contagios, de modo que entre menos tardemos juntos, es por ahora mejor evitar contagios y mantener la sana distancia”, dijo el Primer Mandatario, ante las muestras de apoyo divididas.

Este domingo se presentaron una serie de acciones de mejoramiento urbano, en beneficio de las colonias marginadas de ese municipio fronterizo con Estados Unidos.

“Vamos a seguir trabajando en Tamaulipas, es público y notorio, es de dominio público que tenemos diferencias con el gobierno del estado”, refirió el Jefe del Ejecutivo.

La nota aquí.