La puerta falsa

Después de tres intentos, dos en noviembre y uno en diciembre que no prosperaron, el 14 de enero de 2020, Morena en el Congreso del Estado realizó su cambio de coordinador que a su vez se convierte en presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

En un proceso de desgaste político, legal y mediático los trece diputados que firmaron una solicitud de remover a su coordinador a como diera lugar, obtuvieron el apoyo de las otras bancadas ¿Qué hay atrás de ese apoyo?

Es sabido que todo 2019, el titular del Ejecutivo no se atrevió a realizar los nombramientos del Poder Judicial, el de la Judicatura, el de la Auditoría General del Estado y de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Son más de 14 nombramientos que tendrán que pasar por la aprobación del Congreso, entre magistrados, auditores especiales y presidentes de órganos autónomos, casi todos serán a propuesta del Ejecutivo del estado para su designación.

El actual presidente de la Jucopo del Congreso es un representante del viejo régimen, sin duda es el costo de su designación para lo cual todos los nombramientos enviados por el Ejecutivo pasarán el filtro necesario para su autorización.

Estamos ante la designación de amigos, de incondicionales, compadres, todos alineados a la designación de los intereses del viejo régimen. La puerta falsa de quitar al anterior coordinador a como fuera, le facilitó el trámite a los partidos de oposición que convenientemente se repartirán todo, dejando a Morena sólo “milando como el chinito”.

Tendrá un costo muy alto para la vida política de nuestro estado, todo esto es motivado por los impulsos de un personaje desarraigado de Guerrero donde hemos como partido y sociedad pagado el costo de sus caprichos personales, carente de lo más elemental en “el juego político estratégico”.

Ya un senador en su miopía había entregado el Tribunal Electoral del Estado al viejo régimen, ahora el Congreso del Estado es entregado en su totalidad a los partidos de oposición en contra de la voluntad del ciudadano, que el 1 de julio de 2018 mandató que Morena fuera mayoría en el Poder Legislativo de Guerrero. ¡Es cuanto!