CIUDAD DE MÉXICO, 14 de julio de 2020. — El Gobierno de México busca escalar hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el problema del desabasto de medicamentos, con la finalidad de contrarrestar las acciones de las farmacéuticas nacionales que por lucrar pretendían tomar de rehén a la administración federal.

Al menos así lo definió el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al anunciar este martes que sostendrá un encuentro presencial con el doctor Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU, y funcionarios del Sector Salud.

“Hay una reunión muy importante con nuestro representante en la ONU, Juan Ramón de la Fuente, porque vamos a hacer compras consolidadas de medicamentos en el extranjero con supervisión de la ONU para resolver en definitiva el problema del abasto de medicinas”, dijo durante la conferencia matutina.

“Se nos ha dificultado porque era mucha la corrupción en la compra venta de medicamentos, pero algo escandaloso, de miles de millones de pesos”, añadió en el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

El Jefe del Ejecutivo arremetió una vez más en contra de las empresas de comercialización y las farmacéuticas, que durante sexenios anteriores lucraron con la salud de los mexicanos.

“Y los que se beneficiaban con la venta de medicamentos están molestos, hay hasta campañas en medios hablando de la escasez de medicamentos porque ellos saben de que ya se termina la corrupción y hemos tomado esta decisión, y vamos a que no falten los medicamentos en los hospitales y para eso es la reunión”, reprochó, López Obador enfatizó que si las compañías de medicamentos y quienes las encabezan, reconocen los errores del pasado, se podría volver a la adquisición de fármacos en el país.

“Cuando se regeneren los que se dedicaban a la venta de los medicamentos, que entiendan de que ya se acabó la corrupción entonces vamos a poder adquirir los medicamentos en el país”, afirmó.

La nota completa aquí.