ACAPULCO, Gro., 18 de febrero de 2020.- Ante hechos deleznables como el ocurrido en Ciudad de México con la niña Fátima es necesario que las escuelas cuenten con una guía operativa que prevea protocolos para diferentes situaciones de riesgo que puedan presentarse, particularmente qué hacer si los padres no llegan por sus hijos.

De acuerdo con un boletín, así lo planteó el diputado Arturo López Sugía quien recalcó que en Guerrero hay un vacío en ese tema por parte de las escuelas públicas por lo que prepara una iniciativa que en breve presentará ante el Congreso de Guerrero.

El legislador quien es autor de la eliminación de las 72 horas de espera para iniciar la búsqueda de personas desaparecidas en el estado, reforma que ya está en vigor en Guerrero, consideró que la aplicación de medidas de seguridad para protección de los niños no debe estar sujeto al pago de colegiaturas.

“Estos protocolos regularmente son aplicados en escuelas particulares donde los padres deben ir por los hijos o acreditar a alguna otra persona de confianza que debe pasar por alguna oficina escolar para recibir autorización antes de que el menor le sea entregado”, dijo.

Agregó que lamentablemente “en la mayor parte de las escuelas oficiales no existen ese tipo de protocolos, simplemente se abre la puerta y los alumnos salen, lo cual no puede ser, el hecho de que los niños acudan a escuelas de gobierno no debe hacerlos más vulnerables ni escatimarse medidas para su protección y su seguridad, una colegiatura no debe hacer la diferencia”.

Esos protocolos, dijo finalmente, deben involucrar a padres, maestros y autoridades con la finalidad de que se garantice la seguridad de los menores.