El tema de migración en sus diversos ámbitos es signo de vergüenza, afirmó Éctor Jaime Ramírez Barba, secretario de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu), quien informó que en próximas semanas se estima el arribo de más de tres mil migrantes indígenas procedentes del Estado de Guerrero, que se contratan como peones agrícolas en los campos de cultivo a tierras guanajuatenses.

Cabe señalar que el pasado lunes a la comunidad Rancho Nuevo la Luz arribó el primero de varios grupos de migrantes indígenas al sur del Municipio leonés. Este grupo integrado por 60 personas entre adultos y niños, proceden de la comunidad Joya Real en el Municipio de Cochoapa el Grande del Estado de Guerrero. Viven en condiciones insalubres y deplorables.

Alrededor de 12 infantes entre los 3 a 12 años de edad laboran en los campos de cultivo en la pizca de tomatillo -informaron los mismos infantes a este medio informativo- apoyando a sus padres.

Al respecto no sólo de los migrantes indígenas que se desplazan a diversos puntos del país sino también de aquellas personas que se van a los Estados Unidos, el secretario de la Sedeshu señaló: “es una vergüenza que alguien de Guanajuato se vaya a Estados Unidos a trabajar porque aquí no hay empleo? ojalá tengamos como Estado y comunidad la posibilidad de tener mayor empleo y mejor pagado para que todo mundo seamos felices teniendo casa, vestido y sustento”, manifestó.

En torno a los migrantes indígenas que permanecen de manera temporal en el Municipio leonés indicó que de acuerdo al artículo 115 constitucional le compete a la administración municipal procurar por el bienestar de éstos en materia de agua potable y saneamiento.

Por su parte comentó “estamos levantando un diagnóstico junto con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), para ver cómo pretenden resolver los temas con la visión de ellos desde el escritorio.

Ya se terminó la primera etapa diagnóstica y junto con el delegado de la CDI se estará levantando la encuesta para en próximos días dar a conocer bajo la visión de ellos cómo se podría resolver.

Al día de hoy la Subsecretaría de Gobierno que encabeza Marco Rodríguez ha estado convocando a las autoridades; estamos trabajando en Desarrollo Social; participa nuestra articuladora, el Secretario de Salud está participando; el DIF está participando así como dependencias federales y la visión de derechos humanos está trabajando mucho en el tema.

“Cada dependencia tiene su propia responsabilidad”, señaló.

Informó que se ha detectado la presencia de varios migrantes indígenas en cinco municipios de la entidad, por ejemplo en Romita, 15; Silao, 619; Manuel Doblado, 87; León, mil 300 y San Francisco del Rincón, 355.

“Estamos trabajando con la Comisión de Pueblos Indígenas y se calcula que arribarán alrededor de 3 mil 200 migrantes de Cochoapa, estado de Guerrero; cada dependencia debe trabajar en función de las atribuciones que le otorga la Constitución y la ley de manera puntual”, así lo informó La Prensa.