CIUDAD DE MÉXICO, 2 de marzo de 2018.- Al advertir que que el Gobierno federal está “administrando el caso Iguala” al no existir avances, nuevas detenciones ni persona alguna procesada por desaparición forzada, las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos hace poco más de 41 meses, lamentaron haber ido hasta Bogotá sin que, señalan exista un compromiso por parte de las autoridades.

Durante la primera audiencia del segundo año de funcionamiento del Mecanismo Especial de Seguimiento (MES) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el caso Ayotzinapa, celebrada en Bogotá, Colombia, las y los comisionados exhortaron al Estado mexicano a que acepte el cronograma de diligencias y la declaratoria de intención de atención victimal presentada por la representación de las familias de los 43 normalistas desaparecidos.

De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos CentroProDH, al tiempo en que pidieron un minuto de silencio por Minerva Bello, quien falleció por un cáncer y sin conocer el paradero de su hijo Everardo, las familias alertaron sobre indicios que señalan que el Gobierno federal está buscando cerrar el caso por así convenir a sus intereses electorales.

Advirtieron que el Estado pretende que se suspenda la audiencia programada para mayo y señalaron que en la reunión de trabajo de la noche previa se negaron a tomar cualquier compromiso concreto, por lo cual es indispensable que siga la supervisión internacional.

La nota en Quadratín México.