MÉXICO, DF. 13 de enero de 2015.- Tal y como reporta Milenio, “aunque no hay elementos para presumir que el Ejército mexicano participó en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, el gobierno federal evaluará si permite o no que se abran las puertas de los cuarteles militares en Guerrero para que los padres de los estudiantes ingresen a estos lugares.

 

Ese fue un compromiso que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hizo a los padres de los normalistas, comentó Vidulfo Rosales, quien se desempeña como representante legal de los familiares de los desaparecidos y quien calificó la primer reunión entre autoridades federales y la comitiva a su cargo como “pobre” debido a que la Procuraduría General de la República (PGR) manifestó que “no existen elementos para abrir una línea de investigación contra el Ejército, a quien han señalado algunos de haber participado en la masacre y plagio de 43 aspirantes a docentes en el municipio guerrerense de Iguala hace 3 meses”.

 

Tras una reunión de poco más de cuatro horas, el representante legal de los padres, Vidulfo Rosales y el representante formal de los familiares, Felipe de la Cruz, aseguraron que lanzaron esta propuesta a las autoridades federales.

 

“La exigencia siempre ha sido esa, que abrieran los cuarteles para que nosotros pudiéramos investigar, si están o no dentro de ellos, será siempre la misma exigencia, Gobernación ya nos dijo que van a valorar esta petición y nos van avisar en los próximos días. “Sabemos que los militares participaron, no vamos a desistir que se abra esa línea de investigación, que se investigue a los militares por su participación con el grupo de Guerreros Unidos”, comentó Vidulfo Rosales.

 

En ese sentido, el abogado reiteró que los familiares han insistido que ser revisen los cuarteles militares, después de que se comprobó que en la indagatoria hay una relación entre los soldados con los hechos.
“Esto no es un capricho de los normalistas o de los padres es porque es una obligación legal para que el ministerio público abra la línea de investigación”, dijo Rosales.

 

Por su parte, Felipe de la Cruz, quien funge como vocero de los padres indignados, reveló que las autoridades les comunicaron que ya van 97 personas detenidas por la desaparición de los alumnos de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa. Además, que las investigaciones sobre el caso se mantienen estancadas y que solamente les ofrecieron avances muy pobres.

 

“Hasta hoy tienen 97 detenidos y que no hay nada concreto sobre las investigaciones, todo sigue muy pobre y no nos dieron nada de avance significativo”, comentó.

 

En la reunión estuvieron presentes, según la comitiva de padres, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el procurador, Jesús Murillo Karam, el titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio y el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo. Finalmente, sobre los hechos de violencia en el cuartel militar del Batallón numero 27 en Iguala, aseguraron que no hubo reclamo alguno ya que la desaparición de los jóvenes es más delicado que esos eventos.