ACAPULCO, Gro., 23 de junio de 2021.- En un evidente cambio de tono, la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda admitió que se reunirá con el gobernador Héctor Astudillo Flores cuando él lo considere, y ahora ofreció una transición con respeto y sin prepotencia.

Apenas la semana pasada, Salgado Pineda le mandó un duro mensaje directo al gobernador Astudillo: “Tenemos que reunirnos para que la transición se dé de una forma pacífica”, advirtió la gobernadora electa el pasado jueves 17.

Este miércoles, en declaraciones al acudir a la sesión del grupo ACA como invitada del ponente Eduardo López Betancourt, Salgado Pineda habló de hacer una transición con absoluto respeto, sin prepotencia, con diálogo, comunicación, tranquila y ordenada.

“Estoy siendo muy respetuosa de sus tiempos, cuando él (Astudillo) lo considere, nos vamos a reunir y en esa reunión vamos a intercambiar las propuestas y puntos de vista que tengamos, pero ya creo que quedará en los mejores términos, con cordialidad y civilidad política”, expresó.

Afirmó que para el proceso de entrega-recepción “estamos con tiempo y vamos a esperar lo que nos indique, yo creo que después vamos a reunirnos para ver los términos, pero creo que tendrá que ser una transición ordenada y obviamente de diálogo, como tiene que ser”.

Salgado Pineda aseguró que las decisiones políticas y de gobierno las tomará ella y no su papá, el senador Félix Salgado Macedonio, quien ha sido insistente en sus declaraciones para apresurar un encuentro de su hija con Astudillo, y quien también la acompañó a la reunión del grupo ACA, donde dirigió un mensaje antes que ella.

La gobernadora electa dijo que si bien Salgado Macedonio no tomará decisiones durante su gobierno, podrá hacer propuestas como senador.

“Él no va a tomar la decisión, la decisión la va a tomar la gobernadora, las decisiones políticas las va a tomar Evelyn Salgado”, dijo la propia Evelyn Salgado refiriéndose a sí misma en tercera persona.

Agregó, sin embargo, que su padre “puede hacer lo propio que tiene que hacer como senador, pero sus labores legislativas van a estar aparte del Ejecutivo del estado”.

Informó que hay “algunos puntos” que hablará con el gobernador Astudillo, aunque aseguró que su equipo de transición actuará “con absoluto respeto, sin prepotencia, con diálogo, con comunicación, de manera tranquila y ordenada”.

Sobre el funcionamiento de algunos Organismos Públicos Descentralizados (OPD), expuso que debe ser analizado de manera exhaustiva y establecer un diagnóstico, ya que consideró que habrá alguno que duplique funciones, aunque acotó que otros como el Instituto Estatal de Cancerología o los hospitales del Niño y la Madre Guerrerense e Indígena serán mejorados.

Defendió que si bien su gobierno será austero, no habrá despidos a pesar de los cambios, y aseguró que respetará los derechos de las y los trabajadores gubernamentales.

“Es una reingeniería administrativa, una reestructuración a realizar, pero para nada como se ha manejado, de que desaparecerán o de que se van a despedir a todos y a todas”, anunció al subrayar que los cambios estarán basados en los principios de la Cuarta Transformación y en “la defensa del pueblo”.