ACAPULCO, Gro., 26 de septiembre de 2016.- El alcalde del puerto, Evodio Velázquez Aguirre, fue parte del grupo que definió la candidatura de José Luis Abarca a la presidencia de Iguala, dos años antes de que fuera vinculado con la agresión y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

De acuerdo con lo publicado por El Universal, del 19 de diciembre de 2014 al seis de mayo de 2015, una Comisión Especial del PRD encabezada por el ex dirigente del partido, Pablo Gómez, llevó a cabo una investigación interna para conocer por qué se designó a un empresario sin afiliación al sol azteca como candidato a alcalde de Iguala.

Para dicha investigación se realizaron entrevistas a dirigentes de Guerrero, pero sólo cinco permitieron ser grabados, entre ellos el diputado local Sebastián de la Rosa.

De la Rosa fue parte del grupo denominado los cuatro fantásticos, y junto al presidente de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, el actual secretario de Desarrollo Social del puerto, Víctor Aguirre Alcaide y el diputado federal David Jiménez Rumbo, con las recomendaciones del ex gobernador Ángel Aguirre, decidían prácticamente por dedazo las candidaturas y eligieron a Abarca para competir en Iguala.

De la Rosa reconoció que a su partido no le importaba el plan de gobierno de Abarca, si no que vieron su influencia entre los empresarios y la clase media como una garantía de triunfo para el sol azteca en las urnas.

“Que alguien del partido se sentara a hablar con José Luis [Abarca] del plan de gobierno o las políticas públicas, aunque se oiga vergonzoso, eso no se hizo. La visión pragmática de ganar el municipio se orientó más en esa dirección, no lo gobernábamos, gobernaba el PRI. En mi lógica estaba recuperar el municipio y estábamos buscando alguien que pudiera darnos esa certeza de ganarlo. Esa es la verdad, para qué poner cosas que no sucedieron”, dijo.

Sobre las acusaciones de delincuencia, Sebastián de la Rosa sostuvo que se pidió a Jesús Zambrano, entonces presidente del PRD, que se le investigara con la PGR.

“Zambrano dice que se hizo, pero no tengo documentos, y que entonces el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, le respondió verbalmente que no tenía ninguna investigación contra José Luis, cuando era precandidato”, dijo.