ACAPULCO, Gro., 13 de abril de 2020.- Tara Reade, una ex empleada del ex vicepresidente estadounidense Joe Biden lo acusó de agredirla sexualmente a principios de la década de 1990, cuando era senador.

De acuerdo con El Financiero, en dos entrevistas recientes con The Associated Press, Reade aseguró que la agresión ocurrió en el sótano de un edificio de oficinas del complejo del Capitolio en la primavera de 1993.

La ex trabajadora presentó una denuncia ante la policía el jueves indicando que había sido víctima de agresión sexual por parte de una persona no identificada en 1993.

Esta no es la primera acusación de Reade contra el aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, pues el año pasado lo señaló públicamente de tocamientos inadecuados.

La subdirectora de campaña y jefa de comunicaciones de Biden, Kate Bedingfield, negó las acusaciones y dijo en un comunicado que el ex vicepresidente ha “dedicado su vida pública a cambiar la cultura y las leyes en torno a la violencia contra las mujeres”.

“Él cree firmemente que las mujeres tienen derecho a ser escuchadas, y escuchadas con respeto”, añadió Bedingfield, aunque añadió que “estas acusaciones también deben ser revisadas de forma diligente por una prensa independiente”.

La acusación de Reade llega en un momento decisivo para Biden, quien busca unificar al Partido Demócrata en torno a su campaña como probable candidato a la presidencia, después de que el senador Bernie Sanders se retirara de las primarias la semana pasada.