CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre de 2018.- En cumplimiento de lo que establece el artículo 69 de la Constitución Política, el presidente Enrique Peña Nieto rinde por última ocasión de su mandato su Sexto Informe de Gobierno, principal acto de rendición de cuentas por parte del Ejecutivo federal ante el Poder Legislativo y los ciudadanos, que también revela la persistencia de los rezagos y desafíos no superados, a pesar de los esfuerzos realizados.

Desde el Palacio Nacional, el Primer Mandatario detalló el estado general que guarda la Administración Pública del país, hechos que recibieron la mayoría de los ciudadanos desde 2012, respaldados por cifras verificables y cuyo criterio debe ser el principal para evaluar una administración.

Al dar cuenta de la transformación en varios ámbitos de la vida nacional, el Presidente de México refirió el diagnostico claro al inicio de su gobierno, “conocíamos los obstáculos y barreras que impedían lograr el desarrollo pleno del país, así, se refirió al Pacto por México, acuerdo inédito entre las principales fuerzas políticas que permitió concretar su agenda transformadora.

El cambio con rumbo que encabezó en 2012, destacó que exigía enfocarse en cinco prioridades: fortalecer las instituciones y combatir con decisión a las organizaciones criminales, reducir los niveles de pobreza, asegurar que los niños reciban una educación de calidad, eliminar las barreras que por años habían obstaculizado el crecimiento económico y proyectar al mundo los valores de la nación actuando con responsabilidad en el escenario internacional.

Más información aquí.