TIXTLA, Gro., 3 de septiembre de 2018.- El representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, la relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en México, Esmeralda Arosemena de Troitiño, el comisionado Luis Ernesto Vargas y el secretario ejecutivo Paulo Abrāo, así como el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, llegaron a la escuela normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa para entregar el informe sobre la investigación del caso Iguala y la desaparición de 43 estudiantes.

Los representantes fueron recibidos por padres de los 43 e integrantes del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan en el arco de entrada sobre la carretera Chilpancingo-Tixtla, desde donde caminaron hasta el plantel.

La visita es para presentar un informe del balance del primer año del Mecanismo Especial de Seguimiento al caso Ayotzinapa. Se espera una reunión entre los padres y los representantes de organismos de derechos humanos.

El coordinador de Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, dijo que la visita de los organismos representa el respaldo a los padres de los 43 en un momento en que el gobierno federal insiste en la verdad histórica de la Procuraduría General de la República.

“Las declaraciones de Enrique Peña Nieto son irresponsables porque si insiste que los jóvenes fueron incinerados en Cocula, es echar a la basura todo el trabajo internacional que demostraron que esa investigación de la PGR es inconcebible”, indicó.