CIUDAD DE MÉXICO, 23 de julio de 2020. — A unas horas de que aterrizó el avión presidencial 787-800 José María Morelos y Pavón a suelo mexicano, tras 19 meses de permanecer en venta en California, Estados Unidos, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador insistió en que hay dos interesados.

En la conferencia matutina de este jueves en el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo reiteró la convocatoria para la reunión de seguridad y la presentación a los medios de comunicación de la lujosa aeronave el próximo lunes 27 de julio.

“Hay dos ofertas, inclusive, ya hay un anticipo de una de las empresas, no se ha cerrado la operación en definitiva porque se está buscando la mejor opción, desde luego se tiene que vender a precio de avalúo”, aseveró. “Los posibles compradores no tuvieron inconveniente en que esté aquí el avión, va a estar aquí en el hangar presidencial, del que se cobró cerca de mil millones de pesos, hay información al respecto”, agregó.

De acuerdo con el Primer Mandatario, de haberse concretado el Aeropuerto en Texcoco, ese dinero que costó el hangar sería tirarlo a la basura porque se iba a cerrar el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM).

“Es ese plan se tenía que desmontar el hangar presidencial, ahora ya no hace falta y el avión regresa a este hangar, vamos a visitarlo y el avión el lunes, vamos a llevar a cabo la reunión de seguridad y también la conferencia, para que ustedes conozcan el avión”, reprochó.

Aquí la nota.