ACAPULCO, Gro., 21 de febrero de 2018.- El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) Roberto Álvarez Heredia exhortó a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) a acudir ante el Ministerio Público a denunciar al grupo delictivo al que responsabiliza de ataques cometidos en su contra, con el fin de que se deslinden responsabilidades.

En un comunicado, Álvarez Heredia dijo que la UPOEG “ha incurrido frecuentemente en omisiones e información imprecisa” que la obliga a que presente información fiable, así como pruebas ante la autoridad ministerial correspondiente.

Sobre los hechos dados a conocer esta madrugada en Chilpancingo, el vocero señaló que alrededor de la 03:33 horas a través de la línea de emergencias 911, se recibió el reporte de que en la base de la UPOEG en la localidad de Buenavista de la Salud estaba en curso un enfrentamiento con el saldo de un herido.

Por lo que posteriormente, la Policía del Estado con personal del Ejército Mexicano arribó a dicha comunidad y se entrevistó con integrantes de la UPOEG quienes manifestaron que armados dispararon a su base e hirieron a un integrante de su organización. Sin embargo, los integrantes de la UPOEG omitieron a dónde habrían trasladado al herido para su atención médica.

Igualmente, los agentes policiales observaron varios casquillos percutidos de distintos calibres, así como una camioneta marca Toyota, blanca, con logotipos de la UPOEG, que presentaba múltiples impactos por arma de fuego.

Sobre la carretera federal, se localizó un camión tipo torton, que según lo dicho por los comunitarios, habría sido atravesado en el lugar por los propios agresores. No obstante, el vocero dijo que a pesar de las evidencias encontradas, aún resulta insuficiente para acreditar que realmente haya ocurrido algún enfrentamiento.

Por lo anterior, exhortó a que “los civiles armados que se hacen llamar policía comunitaria” aporten información precisa y se apeguen estrictamente a derecho sin desvirtuar los fines que dieron origen a su actuación, e hizo nuevamente el llamado de que no porten armas prohibidas por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Finalmente, agregó que el gobierno del estado reitera su compromiso de seguir protegiendo a la sociedad y en este caso específico, continuará manteniendo su presencia con patrullaje permanente en la zona para inhibir la comisión de delitos. Igualmente, no se permitirá que se alarme a la población con versiones mediáticas que planteen hechos que nunca habrían sucedido.