ZIHUATANEJO, Gro., 24 de octubre de 2016.- Agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) desenterraron los restos de Paulo Solorio Martínez, asesinado el pasado 19 de septiembre en San Miguelito, para investigar el homicidio.

Lo anterior en respuesta a la petición de los familiares de la víctima, quienes aseguran que fue asesinada por Evaristo Sánchez Lozano, su compañero de cacería, además de denunciarlo en Facebook para pedir apoyo a los usuarios, y en caso de verlo lo reporten con las autoridades.

Sin embargo, la familia de Sánchez Lozano defiende que él no lo mató, por lo que solicitaron a la FGE que se investigue el deceso de Paulo Solorio Martínez siguiendo la línea de que falleció a consecuencia de las lesiones que se produjo en una caída de gran altura.

El día que murió Solorio Martínez, su familia no permitió que trasladaran el cuerpo a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para aplicarle la necropsia de ley, por lo que ahora para poder continuar con las investigaciones y deslindar del homicidio a Evaristo Sánchez Lozano, los agentes tuvieron que exhumar el cadáver para revisar si presentara heridas mortales por proyectil de arma de fuego en un hombro y parte del tórax.

Cabe mencionar que la familia de Paulo Solorio Martínez permitió que se abriera su tumba para comprobar que fue asesinado por arma de fuego y de esta forma evitar que se deslinde de responsabilidades a Evaristo Sánchez Lozano.