CHILPANCINGO, Gro., 16 de octubre de 2016.- El secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón, confirmó que la Secretaría de Hacienda, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), solicitó al gobierno de Guerrero, el pago de 4 mil millones de pesos que comprenden el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que la administración pública de la entidad no reportó del año 2013 al 2015.

El ISR no reportado, según el funcionario, corresponde a los impuestos de las Secretarías de Salud y Educación de 2013, “además falta 2014 y 2015”. De esta irregularidad, dijo “se han hecho reportes para deslindar responsabilidades, ante la Secretaría de la contraloría del estado”.

Este sábado, la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores hizo llegar al Congreso del estado la propuesta del presupuesto para el ejercicio fiscal 2017, cuyo monto es de 50 mil 133 millones de pesos.

De acuerdo con el secretario de Finanzas, la propuesta para el 2017 representa un incremento de 1.8 por ciento, en términos corrientes, comparado con el de 2016, el cual fue de 49 mil 200 millones.

De este presupuesto se prevé que por cada peso a invertir, 96 centavos provendrán de transferencias federales, lo que significa que la obra pública que se realice en la entidad, dependerá directamente de la federación.

Tras entregar la propuesta al Congreso, Apreza Patrón explicó que dependerá del Congreso de la Unión el monto que se ejercerá el próximo año, además de que se estiman recortes de inversión en los rubros de salud, educación e infraestructura “porque existe una caída de la bolsa nacional hasta de un 75 por ciento. El estado necesita un incremento del fondo regional de al menos 380 millones de pesos más, pero si el Congreso de la Unión da prioridad a Chiapas y Oaxaca las inversiones se irán a la baja”.

Indicó además que el gasto corriente es uno de los rubros más elevados a invertir por “pagos de servicios personales, porque se adquirió una planta laboral muy grande”.

Y recordó que en diciembre del año pasado, Guerrero requirió 3 mil millones de pesos para cerrar el año, y en esta ocasión “es menos pero se espera una negociación con Hacienda para que se dé un anticipo de participaciones y apoyo de la federación”.

Argumentó que el gobierno del estado tiene “cerca de 7 mil trabajadores de más, pero que tiene derechos laborales adquiridos”.