ACAPULCO, Gro., 16 de octubre de 2016.- “Desgraciadamente en el extranjero lo único que se escucha son noticias malas, pero nosotros para eso estamos, para cambiar la historia de nuestro pueblo. Hay mucha gente que se esfuerza para llevar a Acapulco y a Guerrero muy en alto”, expresó el chef guerrerense, Carlos Gaytán.

Originario de Huitzuco de los Figueroa, municipio ubicado en la región Norte del estado, Gaytán emigró a Chicago en 1991, donde inició desde abajo en la cocina del hotel Sheraton North Shore para después llegar al Union League Club of Chicago, considerado el mejor club privado del país americano; y posteriormente trabajar al lado del reconocido chef francés Dominique Tougne, en el Bistrot Margot.

Luego de años de esfuerzo, en mayo del 2008, el guerrerense abrió su propio restaurante, Mexique, en la avenida Chicago, de esa ciudad, el cual fue proclamado uno de los mejores restaurantes nuevos de ese año.

En 2011 fue nombrado el chef del año por la Federación Culinaria Americana y en 2013, el reconocimiento llegó en forma de una estrella Michelin, convirtiéndose en el primer y único mexicano que ha recibido una.

Este sábado, Gaytán fue el invitado especial del Séptimo Festival del Pescado y Mariscos 2016, celebrado en el hotel Elcano de Acapulco, donde dijo: “me llena mucho de sentimientos porque es la primera vez que se me hace la invitación de venir a mi pueblo a participar como cocinero”, además de que “siempre regresar a la tierra de uno es lo más lindo que le puede pasar a un humano… es algo padrísimo que no hay palabras para describir el gozo”.

Al preguntarle cuál es la percepción que se tiene de Guerrero y especialmente de Acapulco en Chicago, estado americano que cuenta con una gran población guerrerense, el chef contestó:

“Desgraciadamente en el extranjero lo único que se escucha son noticias malas, pero nosotros para eso estamos, para cambiar la historia de nuestro pueblo. Hay mucha gente que se esfuerza para llevar a Acapulco y a Guerrero muy en alto, entonces pedimos todo eso, que se sigan haciendo grandes cosas, eventos como estos”.

Para el festival de Pescado y Mariscos, Carlos Gaytán preparó dos platillos, el primero fue un gazpacho de jitomate con sandía, habanero, menta, albahaca y carne de cangrejo.

“La idea detrás de este platillo fue para darte la bienvenida, fue el primer platillo que se sirvió entonces algo fresco, riquísimo, con este calorcito de afuera. Además de ser tan fresco te ayuda a limpiar el paladar y te deja listo para el siguiente platillo”, explicó.

El segundo fue un tamal de robalo, queso mascarpone y tinta de calamar, “algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados, un tamal más ligero y lo acompañamos con una salsa cremosa de chile poblano con tomatillo”.