CHILPANCINGO, Gro., 25 de Marzo de 2019.- Organizaciones políticas partidistas que integran el Frente de Organizaciones Campesinas del Estado de Guerrero, demandaron al gobierno federal que modifique las reglas de operación de los programas destinados al sector agrícola-campesino para que sean destinados únicamente a quienes cuenten con certificado parcelario, de lo contrario harán movilizaciones y marchas.

En conferencia de prensa este lunes en Chilpancingo, la cual fue encabezada por el ex diputado local perredista, Sebastián de la Rosa Peláez y el ex candidato a diputado federal por el PRI en la Costa Chica, Edel Chona Morales, se quejaron de las reglas de operación para la entrega de fertilizante que otorgará el gobierno federal, las cuales dijeron, son violatorias a la ley agraria en sus artículos 16 y 79.

Francisco Hernández Téllez, integrante del Frente explicó que las reglas de operación dejan fuera a campesinos y productores que no cuentan con certificado parcelario y en el caso de quienes siembran en pequeñas propiedades rentadas, deben firmar un comodato o arrendamiento notariado ante el Registro Público de la Propiedad y Comercio, lo cual se convierte en burocracia y obstaculiza los apoyos del gobierno.

Pidieron que los contratos de arrendamiento no sean notariados y tampoco registrados ante el Registro Púlblico y sólo sean validados por los comisarios ejidales o comunales, indicando que en Guerrero que de los más de 150 núcleos agrarios el 50 por ciento tienen problemas de certificación delimitación de tierras.

También pidieron que para este año se continúe apoyando y ocupando el mismo padrón de campesinos y para el 2020, se implemente un programa de validación anticipada de las tirras agrícolas.

Otra de las peticiones fue que las ventanillas de gobierno para entregar solicitudes de apoyo se amplíen hasta el 15 de abril y que la Secretaría de Bienestar admita que hay productores que no fueron beneficiados por programas con el Proagro y PIMAF en 2018.

Por su parte, Sebastián de la Rosa aseguró que lo que se busca es que exista flexibilidad en las reglas de operación para que los campesinos puedan acceder a los programas.

Advirtieron que el Frente comenzará una jornada de lucha a partir del martes, la cual iniciará con la toma de las delegaciones de las oficinas de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, así como una marcha el próximo 10 de abril.