ACAPULCO, Gro., 21 de marzo de 2019.- Reporteros de distintos medios de comunicación del puerto protestaron en las escalinatas del Ayuntamiento para exigir a las autoridades municipales respeto a su trabajo periodístico.

Esto luego de que el miércoles el reportero Eduardo Flores Salado fuera agredido por el chofer del director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), Leonel Galindo González, tras querer entrevistarlo al término de un evento.

Al mediodía de este jueves, un grupo de comunicadores llegó al Palacio Municipal con pancartas en mano y al grito de consignas como “¡prensa libre!”, pidió recibir un mejor trato de parte de los funcionarios de la administración de la alcaldesa Adela Román Ocampo, además de solicitar la destitución de Leonel Galindo y su jefe de prensa Ernesto Caballero, y que emitan una disculpa pública.

En declaraciones, Eduardo Flores explicó que tras finalizar la toma de protesta de los Guardianes del Agua en la Universidad Hipócrates, intentó entrevistar al funcionario, quien se negó, por lo que una de las personas que lo escoltaban lo apartó de manera violenta.

Por lo anterior ya interpuso una denuncia en la Comisión Estatal de Derechos Humanos y cuestionó el actuar de los servidores públicos que no quieren dar entrevistas.

“Nuestro trabajo es preguntar. Si en el gobierno municipal hay funcionarios que no quieren responder a las preguntas o cuestionamientos de la prensa ¿qué hacen ahí?”, expresó.

En tanto el reportero del periódico El Sur, Daniel Velázquez, puntualizó que los periodistas sólo piden respeto a su labor por parte de los funcionarios y que este tipo de actos no se repitan, pues sostuvo que el deber de los servidores públicos es atender a los ciudadanos y representantes de la prensa.

El director de Comunicación Social del Ayuntamiento, Roberto Ramírez Bravo, dijo que es la primera vez que se presentan este tipo de actos en la administración de Adela Román y dijo esperar que no se repitan.

Los inconformes fueron recibidos por la presidenta municipal, quien le ofreció disculpas a Flores Salado, en su posición de cabeza del Consejo de la administración de CAPAMA.