IGUALA, Gro., 27 de septiembre de 2016.- La dirigente de la Unión Campesina Emiliano Zapata, (UCEZ), Soledad Hernández Mena, hija del fundador de la organización, Arturo Hernández Cardona, aseveró que el gobierno federal aplica una estrategia bélica al quitarle las medidas cautelares al único testigo presencial que ha declarado por quién y cómo fue asesinado su padre.

La dirigente señaló que Nicolás Mendoza Villa, quien era chofer de Hernández Cardona, contaba con medidas cautelares para él y su familia, así como la familia de Arturo Hernández Cardona, pero que ahora con el argumento de que aún no ha iniciado el proceso jurídico contra el ex alcalde José Luis Abarca Velázquez, se le suspende la protección.

Manifestó que “es cuando se expone más la vida de este sobreviviente, por lo que exigimos que se salvaguarde la vida de Nicolás Mendoza Villa, y que el gobierno ejerza la justicia a través del juicio que se debe de llevar a cabo contra José Luis Abarca”.

Hernández Mena señaló que es necesario que el Senado y la Cámara de Diputados de la República asuman su responsabilidad y promuevan y aprueben la Ley de Desaparición Forzada que “es necesaria para este país”.

El perredista Arturo Hernández Cardona fue asesinado el 31 de mayo de 2013 junto a otros miembros de la organización Unidad Popular.arturoc