CHILPANCINGO, Gro., 7 de febrero de 2020.- Unos 50 trabajadores eventuales del programa Vacunación Universal de la Secretaría de Salud protestan afuera del Hospital de la madre y el niño guerrerense para exigir diálogo con el gobernador Héctor Astudillo Flores, para discutir los contratos de trabajo de enfermeros y vacunadores.

En entrevista, la doctora Verónica Ortiz condenó que la Policía Estatal desalojara el jueves a los empleados que mantenían tomadas las instalaciones de la Secretaría de Salud, y aseguró que fueron replegados porque se negaron a firmar contratos colectivos por cinco meses, ya que a nivel federal son de 11 meses.

Los manifestantes solicitan una mesa de diálogo con el gobierno estatal y federal, y aprovecharon para acusar que el delgado Pablo Amílcar Sandoval no se ha acercado a ellos para conocer sus demandas de contrato conforme a la ley y estabilidad laboral, pues hay trabajadores que firman contratos eventuales desde hace siete años.

El gobernador llegó al hospital, donde tiene previsto realizar un recorrido, pero los inconformes no pudieron acercársele, debido a que guardias cerraron las puertas cuando el mandatario ingresó al estacionamiento, por lo que permanecen afuera en espera de ser atendidos por funcionarios de Salud.