CIUDAD DE MÉXICO, 25 de octubre de 2016.- El abogado de los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Vidulfo Rosales, comentó que en la primera declaración ministerial del ex director de seguridad pública de Iguala, Felipe Flores, fue el deslindarse de los hechos del pasado 26 de septiembre de 2014.

En entrevista previa al mitin a las afueras de las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), el abogado reveló que recibieron la información de que Flores se deslindó de posibles conexiones con el crimen organizado además de haber estado en su oficina el día de los hechos.

“Nos han dicho que él (Flores) no sabe nada del paradero de los 43 estudiantes, que él desconoce y no tiene nada que ver con la delincuencia organizada y que el día de los hechos él se mantuvo en la oficina desde las 9 a las 12 de la noche y que posteriormente él participó en las jornadas de búsqueda y que colaboró con la investigación al poner a disposición a sus policías y patrullas para los estudios de la PGR.

“Esta es una coartada que tiene Felipe Flores ya bastante bien construida y durante dos meses estuvo en Iguala y nadie le hizo nada, nadie lo detuvo y ahora con una coartada bien elaborada, por eso la PGR debe seguir buscando datos”, comentó Rosales.

El ex titular de seguridad fue detenido el viernes pasado en la ciudad de Iguala, después de dos años de que se le vinculara con la desaparición de los estudiantes.

El sospechoso fue llevado al penal de máxima seguridad de El Altiplano, donde ayer rindió su primera declaración ministerial tras su aprehensión.

“Lo que nosotros pedíamos era que los padres pudieran presenciar las declaraciones de este señor, eso ya no se ha podido, ahorita lo que pedimos es que PGR siga indagando, porque Felipe Flores cuenta con información detallada de lo sucedido y paradero de los 43 y la PGR está facultada para pedir la información a este personaje”, comentó.

La nota aquí.