ACAPULCO, Gro., 11 de marzo de 2019.- El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, consideró durante la presentación del informe de los primeros 100 de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que la Fiscalía Especial del Caso Ayotzinapa, debe encabezarse por alguien ajeno a las investigaciones pasadas.

De acuerdo con El Economista, Encinas explicó que el fiscal no debe tener relación alguna con el equipo pasado y que “las líneas que estamos planteando deben seguirse en función de la información que hemos acopiado en estos dos meses, diciembre (2018 y enero (2019)”.

“Espero que la fiscalía retome la investigación, no para perdernos en un laberinto de expedientes, sino fundamentalmente en todo lo que se dejó de hacer”, añadió el funcionario de la Segob.

Lo anterior, dijo, sin dejar de lado las líneas de investigación que dejó pendientes la entonces Procuraduría General de la República (PGR), el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y la alta comisionada de Naciones Unidas.

Entrevistado al término de la segunda reunión ordinaria de la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa, el funcionario recordó que la designación del nuevo fiscal especial es atribución del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, como parte de la autonomía que detenta.

“No hemos hecho, hasta ahora, alguna recomendación. Vamos a respetar los trabajos de la fiscalía”, explicó en el encuentro, y resaltó que la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa será el eje articulador de todas las instituciones públicas, por lo que la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas tendrá que orientarse fundamentalmente a la búsqueda de todos los desaparecidos.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Arosemena, afirmó que las autoridades mexicanas deberán encontrar las piezas claves dentro del caso Ayotzinapa, en cada línea de esta investigación para dar con la verdad de lo que sucedió en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Ante funcionarios de las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, así como padres de familia de los desaparecidos, la comisionada Arosemena anunció que cuatro de los cinco integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) regresarán a México para colaborar nuevamente en el caso.

Los especialistas formarán parte del nuevo mecanismo de seguimiento que contará con un Grupo de Apoyo Técnico (GAT) que se conformará con personal designado directamente por la CIDH que asesorarán y acompañarán las investigaciones, acciones forenses y definición de líneas de investigación en el caso Iguala.

El organismo a su cargo, sostuvo, tiene claro y es importante que se deje atrás la llamada verdad histórica.

Destacó que se debe investigar con mayor profundidad a los efectivos militares que estuvieron involucrados en la trágica la noche de Iguala.