ACAPULCO, Gro., 16 de noviembre de 2019.- La presidenta municipal Adela Román Ocampo sostuvo que “algunos” integrantes de la familia raptada en la colonia Simón Bolívar y un mes después encontrada en fosas clandestinas en la misma zona, estaban “ligados” a alguna actividad ilícita.

En declaraciones a reporteros luego de encabezar el acto protocolario de las Brigadas Integrales en Xaltianguis este sábado, reveló que el viernes, antes de que se hiciera público el hallazgo de los cuerpos, el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila en la Mesa de Coordinación informó lo que había sucedido “que algunos de los miembros (de la familia) estaba ligado, ligada, a alguna actividad ilícita (…) es la información que me dio”.

Afirmó también que “hay familias enteras involucradas con la delincuencia organizada” y añadió que hay “mucho halconeo”; no obstante que espera, esa actividad y la extorsión, sean considerados delitos graves.

Comentó que de acuerdo con versiones de parientes de la familia que “eran delincuentes quienes se habían apoderado de ellos”.

Adelantó que el fiscal la mantendría al tanto del avance de las investigaciones cuando aún no se encontraban los cuerpos, entre quienes estaban dos universitarios y un menor de edad.

En temas financieros, Román Ocampo dijo que solicitará al gobernador, Héctor Astudillo Flores un adelanto de participaciones por 60 millones de pesos que se sumarán al préstamo de 200 millones que solicitó a un banco para pagar a un año.

De la seguridad en Xaltianguis, reiteró que se mantendrá la seguridad por efectivos de la Guardia Nacional, a petición de sus habitantes.

Al final adelantó que en su próximo encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador, le pedirá que visite la zona y, que hasta la semana pasada estaba absorto entre enfrentamientos de grupos antagónicos por el control de la zona.