Uso obligatorio de tapabocas

“Los gobiernos deberían alentar a la ciudadanía a usar mascarilla cuando hay una transmisión generalizada y es difícil establecer un distanciamiento social, como sucede en el transporte público, en comercios o en otros lugares concurridos o confinados”, afirmó el pasado 5 de junio el director general de la Organización Mundial de la Salud, OMS, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tal declaración cobra singular importancia cuando el mundo reasume las actividades previas a la pandemia y sobre todo porque en el ámbito médico se menciona la posibilidad de un rebrote de Covid-19, porque la mayoría de la población no cree en el uso de tapabocas, lavarse las manos o usar gel y mantener la “sana distancia”.

Se ve extremista, pero es altamente eficiente para evitar contaminar y que nos contaminen

Imagine usted tal escenario: volver a la cuarentena, solo porque la raza no quiere usar el pinche tapabocas ni lavarse las manos; simplemente catastrófico.

En muchas partes del mundo vemos a la fuerza pública tratando por diversos medios de convencer a las personas a usar tapabocas: en la India vimos policías arremetiendo contra la gente a varazos, así de simple, una vara que no te va a matar, pero si te deja por un rato un buen “recuerdito”, así que mejor te pones el tapabocas. Hay muchos ejemplos, pero referiré que en Acapulco, donde marinos, policías y soldados andan convenciendo amablemente a la gente a evitar aglomeraciones, bailes, misas y todo tipo de reuniones donde se convive como si nada estuviese pasando y desde luego, nadie usa tapabocas.

Ante esta indolente actitud generalizada, cabe preguntarse si el Estado, que tiene la obligación de cuidar o procurar la salud de su población, debiese implementar medidas más contundentes para exigir a la ciudadanía renuente a usar el tapabocas. En otros casos lo ha hecho y va un ejemplo teórico: si la policía lo encuentra en la calle vendiendo mariguana, lo detienen y va preso por andar promoviendo el uso de substancias que dañan la salud. Entonces me pregunto: ¿Por qué no usar similar criterio en esta emergencia sanitaria, porque aquel que no usa tapabocas, está poniendo en peligro a todo aquel que se le cruce o se le ponga enfrente? Claro que no se trata de llevarlo a la cárcel, pero que tal una multa, similar a la de tránsito para el que no lo use; o que lo exhiban de alguna forma; que deba hacer algún servicio social, etcétera; lo que sea que le afecte un poquito y le obligue a usar tapabocas.

Muchos argumentan que los tapabocas cuestan, que están escasos o agotados o lo que sea, el asunto es que hasta un pedazo de tela tapando la nariz y la boca, ataja grandemente la expulsión de microgotas de moco y saliva donde viaja el virus que produce Covid 19 y no utilizarlo, francamente es criminal y no exagero, porque, como ya señalamos, esa persona, si está infectada, con solo respirar está poniendo en peligro de muerte a todo aquel que se cruce en su camino. Es un hecho.

¿Ridículo? Sin duda lo es, pero en caso extremo es mejor esto, que andar contaminando a todo aquel que se cruce en su camino

Una nueva forma de convivencia social regirá en un futuro inminente y desde luego el uso de tapabocas, entre otras cosas, será la costumbre generalizada; sin embargo, es necesario que este accesorio sanitario sea utilizado por todos, ya, desde ahora, en este momento y los gobiernos deben establecerse la meta de que  sus poblaciones lo utilicen, por convencimiento o por obligatoriedad, como sea, pero esto absolutamente urgente, prioritario, es asunto de vida o muerte.

Concluyo el tema dejándoles aquí el discurso del titular de la OMS donde habla de los tapabocas de manera muy minuciosa y explica la confección y los materiales que se pueden utilizar.

CYBER TIRO CON ARCO

El pasado fin de semana, la Asociación de Tiro con Arco de Guerrero, ATAG, contactó al seleccionado olímpico de España, Miguel Alvariño García, quien amablemente ofreció una video conferencia con los arqueros del Estado de Guerrero. Siendo las 15:00 horas de México y 22:00 horas de Galicia, España, nuestro dirigente deportivo, LEF. Villy Deloya Parra, estableció el contacto y presentó al arquero español a una audiencia compuesta por 15 arqueros conectados en Acapulco, Chilapa, Chilpancingo, Iguala y Taxco, quienes hicimos preguntas al deportista europeo durante casi una hora, manteniendo así un diálogo muy ilustrativo y útil con nuestro destacado colega deportivo y campeón mundial, a quien agradecemos enormemente su disponibilidad para este singular evento. En fechas próximas, se informará sobre nuevos invitados de la ATAG para contactar a los tiraflechas sureños, quienes vemos gustosos esta iniciativa vanguardista.

Miguel Alvariño García, seleccionado olímpico español para los juegos de Tokio, conversó por videoconferencia con los arqueros guerrerenses.

Por otra parte, también utilizando la tecnología para minimizar el impacto del aislamiento entre los deportistas de alto rendimiento que se preparaban para las diversas competencias nacionales de esta especialidad deportiva, la misma ATAG está realizando cyber prácticas desde casa con ellos, los martes y jueves. Ahí les ponen diversas rutinas, por ejemplo: tirar determinado número de flechas en corto tiempo o ejercicios de técnica, entre otros. Sin duda esto es muy importante porque todo indica que se prolongará la crisis biológica, afectando mucho el ámbito deportivo y tales actividades nos mantienen atentos y vigentes en nuestra exigente actividad deportiva.