Morena: perdió la arrogancia

El PRI no estaba muerto, luego de la debacle del 2018. En Coahuila e Hidalgo, el tricolor arrasó en las elecciones para diputados y presidentes municipales, respectivamente. El pasado domingo 18 se llevaron a cabo elecciones en esas dos entidades.

Para la celebración de los comicios en Coahuila e Hidalgo, no apareció en la boleta el nombre ni la fotografía del presidente AMLO. El partido Morena fue derrotado y humillado en esos dos estados. No es lo mismo Morena sin AMLO en la boleta.

Allí están los resultados: Nada gratos para el partido Morena, cuyos dirigentes en la víspera de la jornada comicial destilaban arrogancia y hasta con desplantes de soberbia. Pagaron muy caro, minimizar al adversario.

En Coahuila, el PRI ganó las 16 diputaciones locales en igual número de distritos. El tricolor se llevó “carro completo”. Los partidos PAN, Morena, PRD y otros, tendrán derecho a curules plurinominales. El Congreso Local de Hidalgo será liderado por el PRI.

En Hidalgo, el PRI ganaba –hasta ayer- 32 de 84 municipios. El tricolor arrasó en las elecciones de esa entidad, y recuperó dos importantes municipios: La capital, Pachuca, y la “Joya de la Corona”, Tulancingo. El partido Morena fue hundido hasta el quinto sitio.

Ya se vio que el partido Morena no es invencible. Este partido sin AMLO en la papeleta es otro; no gana sin la figura presidencial. Ya se confirmó.

Los focos rojos ya están encendidos entre la militancia y simpatizantes del Morena, mientras sus contendientes (Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo) se dan con todo para ganar el liderazgo nacional.

El triunfo del PRI en Coahuila e Hidalgo, no solo es bocanada de oxígeno para la dirigencia nacional, militantes y simpatizantes priistas, sino que despedirán el año de manera victoriosa.

El gran perdedor es el partido Morena, cuyos líderes pecan de arrogantes. No saben ser humildes en victoria, ni dignos en la derrota. En política, no existe enemigo pequeño.

El PRI no estaba muerto. Está más vivo que nunca. Las derrotas no son eternas. Lo demostraron en Hidalgo y Coahuila; el mérito es también por el buen trabajo de los gobernadores de esas entidades, Omar Fayad y Miguel Riquelme, respectivamente.

ASTUDILLO: PLAN DE AUSTERIDAD

El gobernador Héctor Astudillo Flores, además de poner en marcha un plan de austeridad en la recta final de su sexenio, continuará emprendiendo obras prioritarias y reordenará las finanzas, ante recortes presupuestales de la Federación, no sólo a Guerrero sino a otras entidades.

Por ejemplo: Existen alrededor de 4 mil 650 maestros –fuera del Fone- que son federales, a quienes el gobierno estatal les ha pagado salarios por casi 500 millones de pesos anuales. Es asunto compete a la Federación, pero el gobernador Astudillo siempre los ha atendido.

Ayer por la tarde-noche, el mandatario Astudillo, fue entrevistado por el periodista Luis Flores Lonazkuo, a quien le confirmó que el gobierno estatal dejará de comprar vehículos nuevos, no habrá bonos para funcionarios ni gastos excesivos. En su quinto informe lo anunció.

Por la gravedad que significa el Covid-19, se le seguirá dando atención a la población en todos los sentidos, y el Sector Salud será fortalecido; el gobierno de Guerrero no bajará la guardia, mientras la pandemia no disminuya.

Anunció que su gobierno ha propuesto al Congreso la formación de cuatro nuevos municipios; asimismo, insistió que el Covid-19, no sólo ha dañado la economía, por la baja de ingresos por impuestos, sino también ha detenido proyectos y programas en todos los renglones del desarrollo.

“LADY 20 MIL” (Abelina), FUERA DE LA CONTIENDA

En la Cámara Baja de la CDMX, a la diputada federal Abelina López Rodríguez, ya le dicen: “Lady $20 mil”. Afirman que el pez por su boca muere. Por confesar que sobornó a un juez federal de Acapulco con 20 mil pesos, la legisladora está fuera de la contienda por la alcaldía del puerto. A la legisladora morenista la califican de “corrupta”. Se le cayó la candidatura por boca floja.

PABLO, LLAMA A SUS ADVERSARIOS

Como una estrategia “para levantar”, el ex delegado federal fifí, Pablo Amílcar Sandoval, les hizo un llamado al diálogo a tres de sus adversarios –Luis Walton, Félix Salgado y Adela Román-, quienes quieren lo mismo que él: La candidatura a gobernador por Morena.

Sandoval, quien anda en cínica y abierta precampaña (fuera de la ley), les hizo un llamado a los tres aspirantes, “para que Morena salga unificado en la elección del 2021 en Guerrero”. Pablo, denota desesperación e inseguridad.

El ex delegado, les hizo tal “invitación” a los tres aspirantes, como si fueran sus empleados o esbirros: Con mucha soberbia. Se siente dueño de Morena, el Congreso y más. ¿Y con esos desplantes, pretende ser candidato a gobernador de Guerrero?.. Punto.

[email protected]