Gonzalo Rivas, merece medalla

Sólo la mezquindad, la pobreza moral y miseria humana -que exhibe el abogado Vidulfo Rosales Sierra-, impedirían que el Ingeniero Gonzalo Miguel Rivas Cámara, reciba la presea Belisario Domínguez –post mortem- que entrega el Senado de la República.

Un acto de heroísmo fue el que ejecutó Rivas Cámara, la tarde del 12 de diciembre del 2011, cuando evitó la explosión de 90 mil litros de gasolina, en el expendio Eva II, del Parador del Marqués, al sur de Chilpancingo.

Una explosión de esa naturaleza hubiese provocado una conflagración mucho mayor, porque cientos de vehículos se encontraban varados sobre los carriles de alta velocidad, y muertos cientos de personas, sino es que miles.

Gonzalo Miguel, con un extinguidor sofocó las llamas de una de las bombas de la estación. Una garrafa con combustible estalló, cuyas llamas alcanzaron al Ingeniero en Sistemas, provocándole fuertes quemaduras en todo su cuerpo, lo cual le provocaron la muerte, luego de espantosa agonía.

Sin embargo a Gonzalo Rivas Cámara, nunca se le hizo justicia; los vándalos normalistas de Ayotzinapa y sus aliados anarquistas, fueron quienes incendiaron el expendio de gasolina y provocaron la muerte del Ingeniero. Ninguno de esos agresores han sido castigados y menos detenidos.

La periodista Beatriz Pagés Rebollar, directora de la revista Siempre, hizo una mención honorífica a la labor de Gonzalo Rivas Cámara, quien evitó la muerte de cientos de personas que estuvieron atrapadas en el bloqueo que hicieron los normalistas de Ayotzinapa, el 12 de diciembre del 2011, en la Autopista del Sol.

Gonzalo, ahora es considerado un héroe civil, porque ofrendó su vida para evitar que más de 90 mil litros de combustible explotaran. La explosión hubiera alcanzado y afectado en un perímetro de mil 500 metros a la redonda, de donde se encuentran las bombas de gasolina.

Ahora que el Senado de la República entregue la presea Belisario Domínguez –post mortem- a la familia del Ingeniero Rivas Cámara, será un acto de justicia para el hombre que salvó muchas vidas humanas.

Sin embargo, de manera mezquina y exhibiendo pobreza moral, el abogado de los padres de los 43 normalistas desaparecidos –Vidulfo Rosales Sierra-, argumenta que “la derecha busca criminalizar a Ayotzinapa al premiar a Gonzalo Rivas”.

Pero no solo este abogado saca raja política y lucra con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa; también existen otras organizaciones radicales que niegan el acto de heroísmo del Ingeniero Rivas Cámara.

La acción de Gonzalo Miguel, también evitó la muerte de todos aquellos normalistas que habían bloqueado la Autopista del Sol y arrojado bombas molotov contra la estación de gasolina.

Nunca se han esclarecido totalmente los hechos del 12 de diciembre del 2011, donde perdieron la vida -a balazos- dos estudiantes de la normal de Ayotzinapa; pero pereciera que era el primer “aviso” para el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, de que existían intenciones de derrocarlo del poder, a como diera lugar.

Y así ocurrió: Aguirre Rivero tuvo que pedir licencia para separarse del cargo de gobernador, luego de la masacre de Iguala -26 y 27 de septiembre del 2014- donde hubo seis personas muertas y 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

¿La Normal de Ayotzinapa, ha sido utilizada por los barones de la política para ejecutar venganzas políticas? Solo es pregunta.

 

APANGO: PROTECCIÓN A PRESIDENTA.

 

La “delincuencia política organizada” ha impedido que la alcaldesa de Mártir de Cuilapan, Felicitas Muñiz Gómez pueda despachar en la cabecera municipal de Apango. Ayer, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó brindar todo tipo de garantías a la presidenta, quien sufrió violencia política manos de misóginos machistas.

Durante más de dos décadas ciertos ex ediles, ex alcaldes, ex síndicos, ex regidores y gente externa han conformado en Apango una especie de mafia que le cobra “derecho de piso” a cualesquier presidente. Les exigen diez millones de pesos para “dejarlos trabajar”. Es su modus vivendi.

El TEPJF, mencionó como autores de la violencia política contra la alcaldesa Felicitas Muñiz Gómez, al ex presidente Crisóforo Nava Barrios y al Síndico Benito Sánchez Ayala.

A la presidenta municipal Muñiz Gómez, se le podrán otorgar medidas cautelares; la garantía de que será resguardada por una escolta de policías federales y estatales, para evitar que sea objeto de agresiones por parte de la mafia –“delincuencia política organizada”, que opera en Apango-.

Por el hecho de no entregarles diez millones de pesos al grupúsculo de agitadores, la alcaldesa ha sido agredida en su patrimonio; su vivienda apedreada y su camioneta incendiada, entre otras más agresiones por parte de cobardes extorsionadores.

Por prudencia y sensatez, la alcaldesa Muñiz Gómez no se ha presentado a laborar en el Ayuntamiento de Apango, pero despacha  asuntos de su municipio en Chilpancingo y otros sitios. Se espera que se acate la determinación del TEPJF, la resolución emitida por la magistrada María del Carmen Alanís Figueroa… Punto.

[email protected]