ACAPULCO, Gro., 2 de septiembre de 2018.- El arzobispo Leopoldo González dijo que durante este mes patrio está el anhelo y compromiso por construir la paz, pues consideró que “necesitamos de ese lenguaje para acercarnos y restañar tantas heridas que nos hemos hecho al insultarnos y denigrarnos”.

En un comunicado, el prelado católico expresó que este mes es muy especial para todos los mexicanos, quienes se llenan de gozo al celebrar el inicio de la lucha armada por la Independencia y recordar a muchos de los héroes que empeñaron su vida en la búsqueda de la libertad y la igualdad en nuestra sociedad.

“La gestación y el crecimiento de una nación es un proceso siempre prolongado y nunca totalmente acabado, con luces y sombras que hay que acoger con espíritu generoso y también agradecido hacia quienes contribuyeron a su realización”, expresó.

Destacó que el recuerdo de nuestros héroes no era sólo una expresión de gratitud, sino también la reafirmación del compromiso por continuar en nuestro trabajo diario, así como la construcción de aquellas condiciones que permitan ahora a las personas lograr de una manera más fácil y plena su desarrollo, su perfeccionamiento y la realización de su vocación.

“Para abonar a este desarrollo de nuestra patria hemos de mirar, apreciar y volver a proponer lo más valioso que hemos sido, no para repetirlo, sino para, desde esos valores y convicciones, responder a las nuevas situaciones de nuestra época, sólo así podemos darle un auténtico futuro a lo que actualmente somos”, finalizó.