ACAPULCO, Gro., 12 de diciembre de 2017.- El presidente del Comité Directivo Municipal del PRI en Acapulco Fermín Alvarado Arroyo consideró que se debe fortalecer la seguridad para que el proceso electoral que ya inició legalmente transcurra con “la seguridad correspondiente para todos”.

En conferencia semanal en las instalaciones del PRI en el puerto, Alvarado Arroyo dijo ver viable que se analice en su contexto cada hecho ocurrido en contra de los políticos guerrerenses, tras el ataque armado que sufrió el vicepresidente de la Canaco en Chilpancingo, quien también es secretario de Asuntos Electorales y representante ante el Consejo Local Distrital 02 del IEPC por MC, Jorge Alberto Parra.

“La política es precisamente civilidad y razón, las diferencias de carácter político deben de ser dirimidas en la arena, desde luego de la razón”, sostuvo y reconoció que “hay áreas, desde luego se sabe que son territoriales, donde hay una intensa disputa por las bandas criminales del territorio”.

En este sentido, explicó que esto obliga a los actores políticos “a actuar con responsabilidad, con previsión y a las fuerzas encargadas a blindar seguridad a la población y seguramente estarán ya previniendo un operativo en determinadas áreas del territorio guerrerense, para que el proceso electoral transcurra con seguridad y normalidad”.

El dirigente priísta llamó al gobierno federal, a la Fiscalía y a la Fepade a profundizar las investigaciones, se deslinden responsabilidades, se aclaren los móviles, se detengan a los responsables y no haya impunidad en el ataque del dirigente de MC.

Por otra parte, apoyó al gobernador Héctor Astudillo Flores en cuanto a la defensa de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, ya que dijo que con ésta se busca “garantizar la seguridad, no busca militarizar al país, pues atiende y defiende los derechos humanos, además de ser vital para conservar la paz”.

A pregunta expresa de la negativa de algunos partidos, sobre todo de izquierda, como el PRD y Morena a esta Ley, Fermín Alvarado consideró que era un falso debate y muy contradictorio, “lo que pretende la Ley de Seguridad Interior, reiteramos, es que el Ejército lleva varios años en las calles del país supliendo a las debilidades de las corporaciones policiacas locales”.