ACAPULCO, Gro., 20 de abril de 2020.- Millones de litros de agua limpia se desperdician en la zona Diamante del puerto, debido a una fuga que desde hace cinco años, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco (CAPAMA), no ha podido reparar porque se encuentra en una “zona privada”.

El desperfecto se localiza en la avenida Paseo de Los Manglares que conduce hacia exclusivos negocios y condominios en Punta Diamante, y por la cual se ingresa únicamente con autorización.

El derroche del líquido, provocado en un tramo que se observa desde la recién inaugurada calle que conecta Puerto Marqués con Revolcadero, ha sido reportado en múltiples ocasiones por vecinos de la zona, sin que hasta este lunes alguno sea atendido y se evite el desperdicio en plena emergencia sanitaria por el Covid 19.

Para el acceso hacia la avenida Paseo de los Manglares, los empleados de la paramunicipal no pueden entrar sino es con autorización, pues el ingreso está controlado por una pluma con agentes de seguridad privada.

La fuga proviene de la tubería que provee del servicio a lujosos condominios de punta Diamante, a los exclusivos hoteles Quinta Real y Banyan Three, así como a los negocios del multimillonario y dueño de Grupo Autofin y Mundo Imperial, Juan Antonio Hernández Venegas.

La CAPAMA puso como pretexto, mediante su vocería oficial que por tratarse de una calle privada, no permitían el acceso a sus trabajadores. No obstante, admitió la existencia de la fuga desde hace cinco años.