TECPAN, Gro., 20 de octubre de 2020.- Unos cien delegados de la Asociación Local Ganadera cerraron la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo en el poblado de Aguas Blancas para exigir el retiro del programa de enaretado de reses.

Los manifestantes fueron encabezados por el presidente de los ganaderos, Gerardo Núñez Valdovinos, quien dijo que el enaretado ya es obsoleto y para ellos no representa ningún beneficio; por el contrario, dijo que lo único que les produce es desgaste económico, ya que el Sistema Nacional de Identificación Individual del Ganado (Siniiga) no les permite vender de manera directa sus hatos ganaderos.

Por el bloqueo se formaron largas gilas de autobuses y autos particulares. En el lugar hay presencia de la Guardia Nacional y policías estatales, pero el cierre continúa.

También en el caso del municipio de Zihuatanejo, otro grupo de ganaderos de ese municipio, también llevó a cabo una manifestación similar, al cerrar por varios minutos parte de la carretera de Zihuatanejo-Acapulco.