CIUDAD DE MÉXICO, 24 de enero de 2019.- El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, reiteró la postura del Gobierno mexicano en relación a la crisis que se vive en Venezuela, donde el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, desconoció al mandatario constitucional Nicolás Maduro y se autonombró presidente interino.

Durante la conferencia matutina de este jueves en Palacio Nacional, el Canciller fue tajante: “México no romperá relaciones ni desconocerá el gobierno constituido de Venezuela”.

Ebrard señaló que México tiene una buena relación con ese país sudamericano y destacó que su postura está basada en los principios constitucionales del Artículo 89 de no intervención en la política interna de otros países.

Agregó que coinciden con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otros países como Uruguay, de no intervenir y apostar por el diálogo que conduzca a la paz de Venezuela, la cuál está sumergida en una crisis humanitaria que ha orillado a un éxodo de sus habitantes en los últimos años.

Ebrard explicó que México actualmente cuenta con un encargado de negocios y que la representación diplomática está abierta con Venezuela, por lo que es de importante evitar un “enfrentamiento y violencia política” para que se mantenga un diálogo.

También informó que por el momento no se le ha solicitado que México sea negociador de paz entre la oposición de la Asamblea Nacional del presidente interino Juan Guaidó, autonombrado encargado del país y respaldado por diversas naciones, y el gobierno constitucional de Venezuela representado por Nicolás Maduro, quien asumió un segundo periodo hasta el 2025 en unas cuestionadas elecciones realizadas en mayo del 2018.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que apoya la postura asumida por la Secretaría de Relaciones Exteriores y que México se debe mantener al margen respetando lo que dicta su propia Constitución Política.

La nota aquí.