CIUDAD DE MÉXICO, 26 de febrero de 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que recibió “demasiadas” obras públicas inconclusas y que estas no fueron construidas para el beneficio de la población.

En su conferencia mañanera de este martes, López Obrador resaltó que su gobierno actualmente se encuentra trabajando en la finalización de las obras públicas inconclusas que recibió como herencia de la administración anterior.

Agregó que las obras en su mayoría aumentaron su valor inicial de construcción, ya que éstas fueron planeadas para beneficio de compañías constructoras y no para el interés público.

“Estamos enfrentando lo de dominio público una herencia de obras inconclusas de inversiones sin beneficios”, puntualizó.

El presidente señaló que una de estas obras es el tren México-Toluca, el cual fue planteado con un gasto estimado de 20 mil millones de pesos y aumentó 45 mil millones más, el cual se finalizará entre dos y tres años.

Manifestó que el actual presupuesto no alcanzará para la finalización de estas obras, ya que son demasiadas, por lo que aseguró que se tendrán que reprogramar.

La nota aquí.