ACAPULCO, Gro., 23 de febrero de 2019.- El senador del PRI por Guerrero Manuel Añorve Baños dijo que pese a la aprobación de la Guardia Nacional, ésta no acabará con la violencia en el país “de la noche a la mañana”.

En conferencia de prensa en un restaurante de la Costera, Añorve Baños sostuvo que la bancada priísta y los demás partidos opositores dieron al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador  “un instrumento importante” a su gobierno para hacerle frente a la inseguridad.

 No obstante, subrayó que la postura de los legisladores es que también se fortalezcan las policías estatales y municipales. Además, remarcó que esperarán que la Guardia madure para poder exigir resultados.

Agregó que con el nuevo cuerpo de seguridad, que entrará en vigor 70 días después de su aprobación, la Policía Federal desaparecerá para que sus efectivos se integren a éste y estimó que cuente con 50 mil efectivos.

Puntualizó que se salvaguardarán los derechos y antigüedades de los agentes que se integrarán a la Guardia “para no dejarlos en indefensión jurídica” y detalló que no tendrán fuero militar, por lo que de ser necesario, serán juzgados en tribunales civiles.

Expresó que se logró dar un marco legal al Ejército para asumir funciones de seguridad pública, algo que no se había hecho desde hace 10 años, cuando el ex presidente Felipe Calderón sacó a los militares a la calle para combatir el crimen organizado.