CIUDAD DE MÉXICO, 12 de abril de 2020. — Debido a la emergencia sanitaria por el Covid 19, el empleo formal en México se fue en picada en el mes de marzo al registrar una pérdida de 130 mil 593 puestos de trabajo, informó en su reporte mensual el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ante ello se trata del peor mes de marzo en esta materia desde 1995, cuando se perdieron 193 mil 301 empleos en medio de la crisis económica de ese año.

A nivel de estados, durante marzo la mayor caída del empleo fue la de -7.4% que tuvo Quintana Roo, estado fuertemente golpeado por la importancia del atribulado sector turístico.

Le siguieron Baja California Sur (-3.6 por ciento), Coahuila (-1.6 por ciento) y Guerrero (-1.6 por ciento).

En contraste, saldos positivos fueron los de Tabasco (+4.4 por ciento), Campeche (+4.0 por ciento), Sinaloa (+3.3 por ciento) y Aguascalientes (+2.9 por ciento), además de otras 18 entidades.

El empleo informal significa la pérdida de millones de empleos de personas que no tienen ningún apoyo, ya que el Seguro Social reportó que en el primer trimestre de 2020 se tiene una generación de puestos de trabajo de apenas 61 mil 51 puestos, la más baja en las última década, y 22.8 por ciento menor en comparación con el mismo periodo del 2019.

En lo que respecta al empleo informal  la cifra de empleos perdidos se desconoce, pues no hay registro oficial, pero se estima que llega a un número sumamente alto, sin que hasta el momento se hayan tomado cartas en el asunto.

El IMSS afirmó que “como consecuencia de los efectos derivados por la emergencia sanitaria, en marzo se registró una disminución mensual de 130 mil 593 puestos, equivalente a una tasa mensual de -0.6 por ciento”.

Además, en el primer trimestre de 2020 se tiene una generación de puestos de trabajo de apenas 61 mil 051 puestos, la más baja en las última década, y 22.8% menor en comparación con el mismo periodo del 2019.

La nota aquí.