ACAPULCO, Gro., 31 de mayo de 2019.- La alcaldesa de Morena Adela Román Ocampo consideró que los habitantes del poblado La Sabana no avalaron la incursión de civiles armados de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), como lo dio a conocer su promotor, Bruno Plácido Valerio.

En declaraciones a reporteros argumentó que “gente como Bruno Plácido tal vez tenga las mejores intenciones, pero no podemos como gobierno darles oportunidad porque son civiles armados” e insistió que no permitirá que lleguen las policías comunitarias al puerto.

Sobre el argumento de que la Ley 701 avala a las policías comunitarias, Adela Román dijo que ésta es para los grupos originarios, para respetar sus usos y costumbres.

“En Acapulco tenemos una gran presencia indígena, dispersa, pero la tenemos bien ubicada. La ley es muy clara en eso, debe haber un porcentaje de población indígena para que la Ley 701 se aplique y Acapulco no es un sitio con esas características”, destacó.

“El Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz es el responsable en sus tres niveles de gobierno, es el responsable para la seguridad de Acapulco. Se habló con la gente, con los mismos de la UPOEG el día que entraron y fueron invitados a salir de la comunidad”, señaló.

La presidenta acudió esta mañana a la Asamblea General de la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización y Control Gubernamental (Asofis), que se desarrolló en un salón del hotel Princess, en la zona Diamante de Acapulco.