ACAPULCO, Gro., 8 de octubre de 2018.- La alcaldesa del puerto por Morena Adela Román Ocampo denunció que continúan las amenazas contra sus funcionarios y aunque no dio a conocer cuántos han sido víctimas por “precaución”, señaló que en próximos días dará a conocer más información.

En entrevista después de tomarle protesta a su hermana Adriana Román Ocampo como presidenta del DIF municipal, la alcaldesa reveló que en muchas dependencias del Ayuntamiento “se fueron creando mafias, grupos que se sienten dueños del gobierno, de las oficinas, pero lo más grave es que se sienten dueños del dinero del pueblo de Acapulco”.

Por lo anterior, anunció que se tomarán las medidas correspondientes y se iniciarán “las averiguaciones que se tengan que iniciar, cuando digo que vamos con todo, vamos con todo, compañeros, desde luego eso implica que es delicado, pero no es posible que se sigan cometiendo esos excesos, no lo vamos a permitir, en cuanto vayamos detectando las cosas se van a ir denunciando”.

Además indicó que sigue encontrando anomalías y aviadores en el Ayuntamiento, por lo cual se determinó que “ya no habrá lista de raya en cada una de las dependencias y secretarías, cada una de ellas tenía su propia lista de raya, así como su organismos descentralizados; hoy se va a concentrar en una sola mano, control absoluto, las instrucciones al departamento de Recursos Humanos es que acuda a todas las dependencias y que vea si verdaderamente están trabajando”.

Sobre los hechos violentos y ataques a transportistas, Román Ocampo admitió que ahora los criminales se sienten desesperados, porque antes el gobierno fue rebasado. Sin embargo, destacó que ahora “afortunadamente para los acapulqueños ha disminuido el número de muertes violentas”.

Por otra parte, de los nombramientos en el gobierno municipal, la alcaldesa expresó que continúan revisando todos los perfiles, aunque aclaró que hasta el momento ya tiene cubierto el 70 por ciento del personal designado.

En su discurso durante la toma de protesta, la alcaldesa dijo que el DIF era el rostro humano de los gobiernos municipales, aunque también hubo quienes cayeron en excesos, “me refiero a que hubo épocas donde se cayeron en excesos y que no su cumplió con el objetivo, que algunas veces se convirtió en el escenario para que lo hicieran su esposa de la primera autoridad municipal, se cayó en excesos, en frivolidad a eso me refería en lo de desvíos”, finalizó.