TIXTLA, Gro., 31 de octubre de 2020.- Unos 50 productores de flor de este municipio han fallecido durante la pandemia de Covid 19, y seis más perdieron el 50 por ciento de sus cosechas a causa de un hongo. Ahora, estos agricultores confían en la venta de jícama para solventar sus pérdidas.

Pedro Tizapa, productor agrícola de la cabecera municipal de Tixtla, padece carencias tres meses después de sembrar flores de terciopelo, pues un hongo evitó que crecieran, las marchitó y las quemó.

Al igual que él, otros cinco productores se encuentran en la misma situación. Confían en que la venta de jícama y hortalizas les deje recursos este año, porque más de seis hectáreas de flor van a tener que quemarse para eliminar el hongo.

El Comité Prodefensa del Campesino de Tixtla analizará la próxima semana pedir apoyo económico a las autoridades para enfrentar las pérdidas, porque en lo que va de la pandemia, más de 50 campesinos han fallecido, sin tener certeza de que haya sido de coronavirus u otras enfermedades, como cáncer o diabetes.