ACAPULCO, Gro., 19 de enero de 2014.- La organización internacional Greenpeace convocó a hoteleros y restauranteros de las zonas turísticas de Acapulco a llevar a cabo un apagón para exhortar al uso de energía renovable, sin embargo hubo una participación parcial.

De acuerdo a información publicada en Milenio, colocaron un mensaje iluminado en medio de la bahía de Santa Lucía: “Exigimos energía renovable”.

Durante 10 minutos, de las 21:00 a las 21:10, algunos hoteles, bares, restaurantes y el alumbrado público a lo largo de la costera Miguel Alemán respondieron a la convocatoria de “Greenpeace” para realizar un apagón en solidaridad con personas que han sido afectadas en México y el mundo directamente por los fenómenos meteorológicos asociados al cambio climático.

Se detalló que el cambio climático es la mayor amenaza de la humanidad y desde Guerrero, Greenpeace hace un llamado al gobierno federal, estatal y municipal para reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, mitigar los impactos del calentamiento global y proteger a la población.