CIUDAD DE MÉXICO, 19 de enero de 2019.- En su primer mensaje público como fiscal general, Alejandro Gertz Manero aseguró que las autoridades federales y estatales se encargarán de levantar todas las evidencias para fincar responsabilidades por el delito de robo de hidrocarburos, tras los hechos en Tlahuelilpan, Hidalgo.

“A partir del momento de que la Fiscalía fue informada sobre este asunto, toda la delegación de Hidalgo, junto con la policía ministerial en su área de respuesta inmediata, se apersonaron en la zona y empezamos a trabajar con el procurador del estado para levantar todas las evidencias de un delito que está perfectamente bien establecido, el artículo octavo referente a las Ley referente a las sanciones que se aplica a quienes roban material de hidrocarburos, un delito muy grave que tiene una penalidad de entre 20 y 30 años”, sostuvo en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Sobre si  fue intencional, Gertz Manero aseguró que alguien hizo esa perforación y quería obtener ilícitamente ese material: “de eso no cabe duda, el incendio es la segunda parte, pero es consecuencia del primer delito, no es una situación aparte y la intencionalidad del delito está absolutamente a la vista”, sentenció.

Señaló que conforme los peritajes se vayan dando los harán públicos y en Hidalgo la Procuraduría revelará todas las documentaciones necesarias para tener claridad de lo ocurrido en la toma clandestina que explotó y dejó hasta el momento 66 muertos y cerca de 80 heridos.

Más información aquí.