TLAHUELILPAN Hgo., 19 de enero de 2019.- Familiares y amigos de las personas que permanecen en calidad de desaparecidas tras la explosión del ducto Tuxpan-Tula la tarde-noche de este viernes, la cual, según señala la cifra oficial de las autoridades, hasta ahora ha cobrado la vida de 66 personas y mantiene a más de 50 en calidad de desaparecidas, mientras que otras 73 se reportan graves en hospitales del centro del país.

Desde temprana hora, peritos del Ministerio Público Federal trabajan en la recuperación de cuerpos de los habitantes que quedaron envueltos por las llamas después de la explosión.

Al menos 200 civiles permanecen atrás de la cinta de acordonamiento para ayudar en las labores de identificación de pobladores que posiblemente murieron en la explosión.

Los medios de identificación más comunes son llaveros, prótesis dentales y cadenas de metal, pues fue lo único que sobrevivió a las altas temperaturas de la conflagración.

Sigue la nota en Quadratín Hidalgo.