ATOYAC, Gro., 11 de febrero de 2019.- El titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) Jaime Rochín del Rincón dijo a familiares de las víctimas de la llamada Guerra Sucia que el gobierno federal dará mayor atención a este caso, pues reconoció que se llevó a cabo una política de Estado de exterminio a la guerrilla que comandaba Lucio Cabañas Barrientos.

En reunión al término de la marcha, Rochín del Rincón detalló que se establecerán talleres y un programa emergente, como la instalación de una empacadora de mangos para que se genere empleo. Y sostuvo que en la primera semana de marzo se les estarán dando apoyos económicos, aunque por seguridad, no dio a conocer el monto.

Reconoció que los hechos ocurrieron “en aparente normalidad, para algunos, mientras que para otros, fue la violencia y la desaparición forzada; en México se disimuló y ocultó, en Guerrero la violencia política del pasado adquirió tinte macabro y existen testimonios contundentes de ejecuciones arbitrarias”.

En respuesta, uno de los familiares abundó que a 46 años de los hechos, “las heridas aún no han cicatrizado por aquellos hechos de terrorismo de Estado, donde el Ejército mexicano desapareció a campesinos y queremos saber el paradero de nuestros familiares, qué pasó con ellos”.

Por su parte, el ex comisionado de la CEAV Nicomedes Fuentes anunció que se van a atender 522 casos de las víctimas en Atoyac y pidió que se integren los casos de la comunidad de Posquelite.  

 –