CHILPANCINGO, Gro., 13 de agosto de 2016.- El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, se reunió con el comisario de Petaquillas y con la visitadora de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum), Violeta Parra Reinada.

La reunión se registró la noche de este viernes y fue para tratar el asunto relacionado con la detención del delegado municipal de Petaquillas, tal y como informó Quadratín Guerrero, donde el primer edil aseguró que se cometieron excesos.

En la reunión donde estuvo presente el comisario de Petaquillas, Leyva Mena le dijo que el acto era condenable porque hubo una humillación en contra del funcionario municipal y que le pareció un acto yihadista cuando lo hicieron leer una carta frente a habitantes del pueblo y los integrantes del Frente Unido por la Seguridad del Estado de Guerrero (FUSDEG), acto que aseguró no se puede seguir repitiendo.

Reprochó el hecho de que tuvieron a Nicolás Juárez Hernández detenido por más de 17 horas sin haber cometido delito alguno y aseguró que esto fue únicamente porque “hay dos grupos armados en confrontación”, ya que dijo no puede denominarlos de otra forma porque no hay un acta de Cabildo que los sustente.

Por ello, les advirtió que debe de constituirse una policía con bases ciudadanas porque incluso ellos están y han quedado en medio de estos que denominó como grupos armados y no del  FUSDEG.

El comisario municipal de Petaquillas manifestó que él levantó un acta con los argumentos que les dieron los integrantes del FUSDEG ante la presencia de los derechos humanos que intervinieron para liberación del funcionario municipal.

Por último, se acordó que seguirán las mesas de diálogo para que se eviten casos como el que actualmente se vive porque hay conflictos entre dos grupos del FUSDEG.