CHILPANCINGO, Gro., 6 de abril de 2017.- El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Chilpancingo, Adrián Alarcón Ríos dijo que empresarios se niegan a ir a Chilapa, ante la violencia que azota la ciudad, además que los negocios están cerrando y familias completas están emigrando.

“En Chilapa la cosa está muy fuerte, de mi Consejo Directivo poco queremos ir allá, empresarios siguen emigrando, también en Chilpancingo están saliendo, ya no sólo es el cierre de negocios, lo peor es que familias enteras están saliendo de la ciudad”, expresó.

En entrevista después de la toma de protesta de Javier Saldaña Almazán como rector reelecto de la Uagro, el presidente de Coparmex en Chilpancingo afirmó que hay mucho temor en la capital del estado, por la cercanía con Chilapa, ya que se puede recrudecer la violencia.

Por otra parte, el empresario aseguró que en los primeros tres meses del año han sido 35 los negocios que bajaron sus cortinas en Chilpancingo, sin embargo, mencionó que el pago de la extorsión no es la mejor opción para seguir trabajando, en respuesta a la declaración del presidente de la Canaco-Servytur de Acapulco, Roberto Jacinto de la Cruz, quien afirmara que en el puerto prefieren pagar a delincuentes.

“No es la salida, ahorita al haber muchas bandas delincuenciales y pagar a una banda, entre ellos se comunican y ya no sólo es una son varias, dicen aquí están blanditos y ahí se acomodan. No es ninguna salida estar pagando, la mejor salida es encontrar ciudadanos decididos, valientes y autoridades que no sean tan complacientes”, concluyó.