ACAPULCO, Gro., 8 de abril de 2019.- Padres de familia de la escuela primaria María Orozco de Barrón, ubicada en el fraccionamiento Costa Azul, denunciaron al director del plantel Atanacio Carbajal Domínguez y a los integrantes de la mesa directiva, ya que no quieren que los niños tomen clases en aulas móviles y carpas en el Centro Internacional Acapulco y prefieren un predio atrás del seminario del Buen Pastor.

Desde las 08:00 horas de este lunes, se reunieron afuera del plantel aproximadamente 50 personas, quienes indicaron que la reunión sería para decidir donde tomarán las clases, ya que la mayoría quiere en el CIA, donde incluso mencionaron que ya consiguieron láminas y se colocaron para delimitar la vista desde afuera de la calle.

Además, indicaron que ya dialogaron con el gobernador Héctor Astudillo Flores quien les dijo que debido a que la obra de remodelación del plantel es por parte del Instituto Guerrerense de Infraestructura Física y Educativa (IGIFE), tenían la autorización y prestaba una parte en el CIA, además de que les colocarían las aulas móviles, carpas, baños y tendrían toda la seguridad que necesitan por el tiempo de la construcción.

El padre de familia Jacinto Delfino de la Cruz dijo que lo que buscaban era la comodidad y seguridad para los niños, además de reiterar que ya contaban con la autorización de ocupar el CIA, porque desde hace un mes no tienen clases.

“El director no quiere que se vayan al Centro de Convenciones, de hecho, ya consiguió un espacio, es el seminario del Buen Pastor, está aferrado a esa idea oro es un predio donde no pueden tomar clases, es un terreno abandonado en el cerro, hay muchos animales, ya fumigaron y siguen saliendo. Es por eso la inconformidad de los padres, él tuvo tiempo para haber gestionado un lugar mejor, primero canceló las clases y después buscó un lugar para reanudar”, sentenció.