ACAPULCO, Gro., 19 de marzo de 2019.- Trabajadores del astillero apoyados de prestadores de servicios turísticos y deportivos de playa Manzanillo impidieron que empleados continuaran con los trabajos de remodelación de la zona, para exigir un espacio para seguir reparando embarcaciones.

Unas 50 personas retomaron su manifestación y acordaron ser más radicales, por lo que hablaron con todos los trabajadores y encargados de la obra para impedir que continuaran con sus actividades; con esta decisión esperan una reunión con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.

Agregaron que hasta la fecha ni el mandatario estatal ni la alcaldesa Adela Román Ocampo, no les han asignado un lugar para que ellos puedan seguir reparando las embarcaciones y continúe el astillero.

Los trabajadores a los que les impidieron seguir su labor, son los que estaban trabajando en el Paseo del Pescador y el jardín ubicado a unos metros de la playa, así como los que rehabilitan los restaurantes.